¿Qué es una Batería y para qué sirve? | Tipos, funciones, carga y usos

La batería aún sigue cobrando auge con el desarrollo tecnológico, ya que sus fabricantes cada vez hacen cambios en sus diseños y  materiales de elaboración. Para alargar su vida útil a la vez que proporcione alta potencia y resistencia al proveer energía eléctrica. Por lo tanto, conoce qué es, su funcionamiento y su extenso uso en el mundo industrial, automotor, electrónico y digital.

¿Qué son las baterías?

Son unos dispositivos especiales para almacenar y generar energía mediante un proceso químico, para luego liberarla en forma de corriente eléctrica continua. Cualquier tipo de batería contiene un electrodo negativo y uno positivo dentro de una cantidad de electrolito líquido, y todo en conjunto se encuentra en un recipiente. Se clasifican en celdas primarias, estas únicamente producen electricidad durante un solo ciclo, conocidas como no recargables.

Mientras que las celdas secundarias o recargables, son de última generación y tienen la capacidad de recargarse durante varios ciclos para producir energía eléctrica nuevamente.

¿Cómo funcionan las baterías?

Las baterías funcionan con una reacción electroquímica causada por dos o más celdas químicas con un polo negativo o ánodo y otro positivo o cátodo inmersos en una solución de electrolito. Esta sustancia es la composición de ácido sulfúrico mezclado con agua, la cual, genera una tensión de 2 voltios por celda aproximadamente para producir un máximo de 12 voltios. Todo esto se produce en las baterías de plomo-ácido convencional.

Funciones de una batería

Funciones de una batería

La función principal de estos dispositivos portátiles es almacenar energía para luego generar corriente eléctrica en cualquier tipo de artefacto que no tenga conexión con ninguna red de electricidad. A través de un proceso de carga y descarga permite el encendido de motores, arranques y dar estabilidad a las fluctuaciones del sistema eléctrico mediante la carga.

De tal manera que, hace funcionar infinidades de aparatos eléctricos  y electrónicos. Por ejemplo, teléfono móvil, juguetes, tablets, leds, motores de corriente directa, automóviles, motos, equipos de construcción, sistema fotovoltaico entre otros.

Los 3 tipos de batería más usados

Existen diferentes tipos de baterías de acuerdo a la composición que use el fabricante, algunas de ellas son:

  • Batería de ácido-plomo: Contienen 2 electrodos de plomo, funciona con electrolito como sustancia química reactiva de energía eléctrica y son recargables. Es muy utilizada en vehículos, motos y muchos artefactos, aparatos, edificaciones y sistema fotovoltaico.
  • Batería alcalina: Son fabricadas con hidróxido de potasio, dióxido de magnesio y zinc, todo en conjunto provoca una reacción química de energía. Son muy estables, sin embargo, son de poca duración o desechables.
  • Batería de iones de litio o LI-ION: Se caracteriza por ser muy liviana, buen rendimiento y gran capacidad para producir energía, son las más utilizadas en aparatos electrónicos de menor tamaño, como teléfono móvil entre otros.

¿Cómo manipular una batería?

Los componentes de la batería son altamente tóxicos por lo tanto, debes tener el máximo cuidado al manipularla. En consecuencia, toma en consideración las advertencias de los fabricantes y las recomendaciones que se describen a continuación:

Evita la explosión de batería plomo-ácido

Estas piezas están compuestas por ácido sulfúrico que al combinarse con otras sustancias pueden ser altamente explosivas con oxígeno e hidrógeno. De manera que, al trabajar con estos elementos debes usar implementos de protección como guantes, gafas de seguridad y protector facial.

Los tapones debes mantenerlos ventilados, ajustados a su nivel. Por otra parte, no debes intentar abrir los tapones de una batería si están sellados y no son extraíbles. También, resulta muy peligroso inclinarse sobre la pieza, al realizarse la revisión y mantenimiento. Al trabajar con conductores metálicos u otra herramienta ten especial cuidado de no ocasionar chispas y cortocircuitos.

Cargar la batería de forma segura

La primera recomendación para cargar el elemento, debe ser leer las instrucciones del fabricante en el cargador. Además, usa protección para las manos, cara y ojos. La carga debe realizarse en un lugar seguro y ventilado. Por otra parte, lo más seguro es mantener el cargador apagado y el temporizador para conectar los cables a la batería, de esta manera, evitas que salten chispas.

Los cables para cargarla no deben estar sueltos, rotos ni pelados. Para la activación segura y correcta del temporizador debes encender el cargador y graduarlo lentamente hasta llegar al total de amperios sugerido. Al sentir el acumulador caliente o gases de forma violenta reduce la intensidad y apaga el cargador temporalmente.

Precaución al manipular el ácido o electrolito

El electrolito es un compuesto de ácido sulfúrico mezclado con agua altamente tóxico y corrosivo, causa quemaduras en la piel y destruye la ropa. Por tal motivo, extrema las medidas de seguridad al manipularlo. Es digno recordar que debes tener a mano alguna solución neutralizante del ácido, tal como, amoniaco de uso doméstico combinado con agua o bicarbonato de sodio.

Al salpicar electrolito en los ojos, ábrelos y enjuaga con abundante agua limpia por 15 minutos aproximadamente y acude de inmediato al médico. Si por accidente ingieres, toma gran cantidad de leche o agua, no induzcas el vómito pues esto agrava más la situación y acude al médico inmediatamente.

¿Cómo cuidar una batería?

Cómo cuidar una batería

Existen algunas condiciones que pueden disminuir la calidad y el funcionamiento de una batería, por lo tanto, se deben evitar para prologar la vida útil de dicho elemento. Algunas son:

  • No forzar demasiado los ciclos de arranque.
  • No prolongar largos periodo de inactividad.
  • Evitar someterla a temperaturas extremas.
  • No utilizar en aparatos eléctricos que ameritan otra cantidad de amperaje.
  • Conducción agresiva.

¿Cómo cargar una batería?

Debes seguir las instrucciones del fabricante del equipo o motor que deseas cargar, en la mayoría de los productos electrónicos se les anexa un cargador original. Lo que significa que, solo necesitas conectar el equipo a la fuente de alimentación ya conectado a otra de energía eléctrica.

Por otro lado, para automóviles  requieres de un cargador con ajuste del amperaje el cual debes colocar el sugerido de forma gradual. El tiempo de carga depende de cuánta descarga ha consumido, en algunos casos, puede estar totalmente sin energía por lo que puede requerir entre 40 minutos, 1 o 2 horas.

Definitivamente, una batería es una pieza clave en el uso de infinidades de aparatos eléctricos y electrónicos pequeños y grandes los cuales nos hacen la vida más fácil, rápida y económica.