Mejores baterías recargables | Características, tipos y ventajas

Las baterías recargables aportan muchos beneficios a nuestra vida, especialmente, al medio ambiente. Se han convertido en un instrumento muy necesario para cualquier persona en este tiempo. ¿Cuál es su contribución? ¿Cuántos tipos existen? Descúbrelo a continuación.

¿En qué consiste una batería recargable?

En qué consiste una batería recargable

Lo que las diferencia de una batería alcalina, es que se invierte lo que ocurre dentro de ella. Cuando se une el polo negativo, con el del cargador, en lugar de emitir energía, la recibe. Suelen tener una resistencia menor, lo que hace que su posibilidad de carga sea mejor.

El uso de baterías convencionales (no recargables) ha quedado en el pasado, con la creación de un producto que puedes reutilizar cuantas veces sea posible. Solo se necesita un cargador especializado, su forma depende del tipo de batería.

Cada vez más, son las personas que utilizan este tipo de baterías, no es necesario reemplazarlas por nuevas y su uso es prolongado.

Tipos de baterías recargables

  • NiMH: Es uno de los tipos más utilizados, debido a su larga duración y su poco aporte a la contaminación ambiental. Sus elementos son hidruro metálico y níquel.
  • NiCD: Cada vez, es menor su uso, ya que, su base hecha de cadmio, un agente contaminante. Su otro componente es el níquel.
  • Li-ion, O iones de litio: Estas son usadas mayormente por teléfonos celulares, también, las pueden llevar las computadoras. Tienen mayor resistencia, una gran capacidad de energía y menor posibilidad de descarga mientras no se usa. Está compuesta principalmente por litio, además de materiales como, ánodo y cátodo.
  • LiPo: Está hecha con polímeros de litio y tiene una capacidad de almacenamiento de energía grande. Al igual que la batería Li-ion si se sobrecalienta, puede dañarse, e inflamarse.

¿Cuál es su rendimiento?

¿Cuál es su rendimiento

Depende  en gran manera del uso del consumidor, sin embargo, se puede tomar en cuenta varios factores para saber la durabilidad de una batería.

Se mide por ciclos, cuando se habla de veces de uso. Una batería puede durar de 500 a 1500 usos, o ciclos y de uno a tres años. La temperatura influye mucho. Si se quiere un mejor desempeño,  debes mantenerla bajo de 40 grados centígrados y superior a 15.

Los amperios miden cuando está cargada la duración de la batería. En los productos, se colocan etiquetas del aproximado de la duración, No obstante, influye el uso de la persona y en qué aparato se coloquen. Su capacidad se denota por mAh.

¿Qué beneficios aportan las baterías recargables?

El consumo frecuente de estas baterías en aparatos electrónicos, permite que el usuario requiera mayor cantidad de gastos de manera permanente. Esto a su vez, se ve reflejado, tanto en el ámbito comercial, como en el medio ambiente.

Teléfonos celulares, cámaras, controles remotos, hasta automóviles, utilizan algún tipo de batería. El hecho de que se puedan recargar, ha ayudado a muchos consumidores, tanto, que la mayoría de las personas, está familiarizada con ellas, y las usan a diario. Las baterías convencionales, al haber agotado su energía, requieren cambiarlas. Dado el caso de que tienen elementos químicos que dañan al planeta, son consideradas poco amigables. Sin embargo, las recargables son reutilizables y reciclables.

En sentido económico se visualiza que se expende mucho menos dinero al utilizar las baterías recargables. Sin la necesidad de cambiarlas en todo momento, reduciendo los gastos significativamente. A pesar de costar un poco más que las no recargables, gracias a la posibilidad de obtener uso prolongado de ellas,  resulta ahorrativo.

Hoy en día, la tecnología ha avanzado en gran manera, de igual forma, las baterías recargables han tomado un importante protagonismo, tanto, que se les puede encontrar en casi cualquier tienda de electrodomésticos y supermercados.