Energías Eficientes

La energía es uno de los fenómenos físicos más importantes para el ser humano, quien desde años remotos ha utilizado distintas fuentes de energía para sobrevivir y progresar como especie. Desde el fuego hasta la energía eléctrica, todos han sido recursos cruciales para la vida del hombre el planeta tierra.

No obstante, en el presente las necesidades energéticas de la civilización han alcanzado niveles sumamente altos, lo que a su vez conlleva a que por medio de distintas técnicas y sistemas, se obtenga la energía para satisfacer esta necesidad.

La industria requiere de un uso eficiente de la energía-

A partir de esto han surgido una serie de consecuencias negativas que impactan el medio ambiente. Así, las principales fuentes de energía que ha utilizado el hombre en los últimos siglos se han basado en fuentes de energía poco eficientes que además de consumir muchos recursos, liberan residuos perjudiciales para el medio ambiente.

De esta manera, la ciencia ha dado un vuelco en dirección a las energías eficientes y la premisa de la eficiencia energética. Un camino que busca optimizar la producción y el consumo de energía para minimizar su consumo y reducir el impacto ambiental derivado del fenómeno recién mencionado.

¿Qué es la eficiencia energética?

Hablar de energías eficientes implica conocer qué es la eficiencia energética, la cual es la premisa de minimizar el consumo energético en todas las maneras posibles sin afectar la calidad de vida de las personas.

Desde la tecnología de iluminación LED, hasta aislar térmicamente una vivienda, se trata de alternativas que ayudan a optimizar el consumo energético, aprovechando de manera más favorable los recursos. Además, existen tecnologías que permiten obtener energía de manera eficiente, las cuales son capaces de minimizar la demanda energética que reciben las grandes centrales eléctricas convencionales.

La eficiencia energética de la naturaleza es única.

De esta manera nos encontramos con ejemplos importantes que van desde las turbinas eólicas de uso residencial, hasta los paneles solares que generan calefacción y electricidad para las viviendas. Ambos casos responden a la búsqueda del uso eficiente de la energía, y que al aprovechar fuentes de energía renovables por medio de tecnologías de producción eficiente, se minimiza el cargo energético convencional.

La eficiencia energética también se ha convertido en una parte importante de la visión social del futuro, por lo que muchos países han implementado leyes en busca de promover la tecnología y el uso de equipos energéticamente eficientes.

Ejemplos de uso de energía eficiente

Existen muchos equipos ahorradores de energía que utilizamos durante nuestro día a día. A continuación presentamos algunos de los ejemplos más comunes.

Bombillas ahorradoras de energía

Bombillas led de bajo consumo y larga vida útil.

Las bombillas ahorradoras de energía como las luces LED, los tubos fluorescentes y otros similares, son alternativas a las antiguas bombillas incandescentes. Estas nuevas bombillas son capaces de reducir el consumo energético hasta en un 90% de energía eléctrica en comparación a las tradicionales.

Electrodomésticos ahorradores

Estufa infrarroja.

Hornos microondas, refrigeradores y secadoras ahorradoras son parte de la nueva tendencia tecnológica que busca alcanzar cotas de eficiencia energéticas mucho más elevadas. Este tipo de equipos son hasta un 80% más eficiente en cuanto al consumo de energía con respecto a los electrodomésticos fabricados dos décadas atrás.

Bombas aerotérmicas

Bomba aerotérmica – aclimatación eficiente.

La aerotermia es un sistema de climatización de viviendas capaz de proporcionar refrigeración y calefacción de manera altamente eficiente. Estos equipos pueden reducir de manera importante el consumo de electricidad de un radiador convencional en hasta un 75%

Arquitectura y construcción moderna

Tragaluz – iluminación natural.

No todos los ejemplos de ahorro energético se pueden ver en el uso de electrodomésticos y otros equipos, y es que el aprovechamiento inteligente de los recursos naturales para ofrecer condiciones óptimas de vida también forma parte del uso eficiente de la energía. Por eso, muchas viviendas y construcciones son diseñadas para aprovechar al máximo la luz natural durante el día, disminuyendo así la necesidad de iluminación artificial.

También, la colocación de ventanas y entradas de aire de manera eficiente, posibilita ofrecer una mejor ventilación a la vivienda en épocas frías. De la misma manera, un buen sistema de aislamiento térmico es capaz de retener el calor dentro de la vivienda por más tiempo, ayudando así a minimizar la energía eléctrica destinada a calefacción.

Tipos de energías eficientes

Existen muchos tipos de energías eficientes que son aprovechadas por medio de distintos sistemas en la actualidad. Aunque muchos de ellos son bastante conocidos por ser de las principales fuentes de energía renovable, otros de ellos aún no terminan de explotarse.

Energía eólica

Parques eólicos.

La energía eólica es un tipo de energía que aprovecha la energía cinética del viento para transformarla en electricidad utilizable por las personas.

Energía solar

Paneles fotovoltaicos de uso doméstico.

Por medio de distintos métodos, como el uso de paneles solares, centrales fotovoltaicos y otros, se aprovecha la energía térmica irradiada del sol para satisfacer distintas necesidades de la sociedad.

Energía hidráulica

Estación hidroeléctrica.

La energía hidráulica es una de las más importantes y aprovechadas en la actualidad. En cuanto a su uso como una fuente de energía renovable, se trata de una de las alternativas más eficientes de la actualidad. Como ejemplo, podemos observar el caso de las centrales hidroeléctricas que aprovechan la energía cinética y/o potencial de las corrientes de agua para generar electricidad limpia.

Ventajas y desventajas de la energía eficiente

La eficiencia energética se basa en varios principios que están estrechamente vinculado con el rendimiento obtenido de un proceso de producción o consumo energético, en base a esto, podemos identificar cuáles son sus principales ventajas y desventajas.

Ventajas

  • Implican un ahorro energético al reducir el consumo de energía, ya que los equipos tecnológicamente diseñados para este fin, son capaces de cumplir su función utilizando una cantidad menor de energía.
  • Son amigables con el medio ambiente, ya que ayudan a disminuir la demanda de producción energética en plantas de energía convencionales que utilizan combustibles fósiles para su funcionamiento.
  • Son eficientes y de alta tecnología, tanto los equipos ahorradores de energía, como los mecanismos que producen energía de forma eficiente, utilizan tecnología de alto rendimiento que permite obtener excelentes resultados con un menor consumo energético y trabajo.
  • Son seguros, al igual que en el ítem anterior, toda la tecnología diseñada para la eficiencia energética se ha diseñado y producido para no poner en riesgo la seguridad de las personas y la naturaleza.

Desventajas

  • Algunos equipos pueden ser más costosos que los convencionales, a pesar de que han pasado varios años desde que la energía eficiente se convirtió en una premisa mundial, en muchos países sigue siendo más costoso optar por equipos ahorradores de energía en lugar de los convencionales.
  • En cuanto a sistemas para producir energía eficiente, muchos medios para producir energía eficiente no son tan rentables como los convencionales y se encuentran aún en etapa de perfeccionamiento.